La “Gladiadora” Gómez Ares: “Está bueno que los hinchas vean jugar a las mujeres”Deportes 

La “Gladiadora” Gómez Ares: “Está bueno que los hinchas vean jugar a las mujeres”

Las Gladiadoras, así se conoce al equipo de Primera del fútbol femenino de Boca, viven momentos movilizantes. El partido en la Bombonera que se disputará contra Lanús en la antesala del clásico de los varones entre Boca y San Lorenzo de este sábado es más que un juego por los tres puntos. Es un grito que pretenden que traspase muchas barreras. Es la chance de cumplir un sueño, pero al mismo tiempo tienen pensando que sea un ladrillo importante en la construcción del camino que ya se está haciendo y que desemboca en la profesionalización del fútbol de mujeres en la Argentina.

Mirá también

Camila Gómez Ares lo entiende así. Ella es una de las figuras de Boca. Y le cuenta a Clarín sus sensaciones en estos tiempos de frutos luego de tanta lucha: “Estoy muy movilizada. No estoy acostumbrada a tantas notas y al apoyo por parte de la gente y de la prensa en la previa de un partido. Estoy feliz, estamos felices todas. Es algo que venimos buscando desde hace mucho tiempo. Quién no sueña con jugar en la Bombonera… Soñábamos esto, pero lo veíamos lejano y no sabíamos si lo íbamos a lograr”.

Mirá también

“Es importante porque la cancha estará llena. Está bueno que los hinchas vean jugar a las mujeres, que vean fútbol femenino, que se interioricen. Ojalá que no quede en un partido sólo porque es el día de la Mujer. Que se haga costumbre y que todos los equipos de las chicas puedan jugar en los estadios de los clubes para que la mujer tenga el lugar que se merece”, reflexiona Camila, quien se recuperó hace poco de la segunda rotura de ligamentos cruzados de su carrera.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Justo el día de su regreso a las canchas hizo un golazo muy parecido al que marcó Darío Benedetto en el encuentro ante Palmeiras, también en su retorno tras la misma lesión que la mediocampista central de Las Gladiadoras. “Fue algo increíble eso. En el momento, no me había dado cuenta y los demás me empezaron a decir que eran goles muy parecidos. El Pipa me comentó que lo vio y que sí, le pareció similar, ja…”, dice Gómez Ares.

Camila tiene 24 años, es periodista deportiva recibida y está haciendo el curso para ser directora técnica. “Y también buscando otras cosas para trabajar y tener más dinero. Hasta el año pasado trabajé en una escuelita de fútbol, pero ahora no estoy haciendo nada más aparte de entrenarme por la tarde con el equipo”.

Toda su vida empujó en contra de un sistema machista que entendía que jugar a la pelota era cosa de hombres. Empezó a los 6 años a jugar con su hermano en una liga de Vicente López, pero no querían aceptarla por ser mujer. Sus papás y su entrenador juntaron firmas y la aceptaron ya que en el reglamento no se especificaba que estaba prohibido que una mujer pudiera participar. Sin embargo, al año siguiente cambiaron el reglamento y no pudo continuar.

De más grande Camila logró llegar a River. Y hace cinco años defiende la camiseta de Boca, que a sus jugadoras les brinda “viáticos, indumentaria, botines, obra social, canchas de entrenamiento y gimnasio”. De todos modos, por tratarse aún de fútbol amateur, no cobran un salario.

“La mayoría estudian y trabajan. En oficinas, de entrenadoras personales, como profes en escuelitas…”, cuenta Camila la situación de sus compañeras en Boca. Ella, que también es integrante de la Selección Nacional, pudo realizar un convenio con la firma Nike y en el club siempre utilizan su imagen para promocionar el lanzamiento de los nuevos modelos de las camisetas.

Este sábado volverá a salir a una cancha, pero esta vez, cuando levante la vista verá las imponentes tribunas de una Bombonera que también deberá deconstruirse para darle el lugar que les corresponde a las chicas.

JCh.

Podría interesarte