Un gesto de pura magia para matizar la actualidadEspectáculos 

Un gesto de pura magia para matizar la actualidad

Esta canción

Nuestra opinión: muy buena

Intérpretes: Andrés Granier, Guadalupe Otheguy y Gustavo Tarrío.
Invitados: Paula Beovide, Emiliano Pandelo.
Músico: Pablo Viotti.
Vestuario: Paola Delgado.
Escenografía: Marianela Fasce.
Iluminación: Valeria Junquera.
Canciones: Tarrío y Viotti.
Dirección: Virginia Leanza y Tarrío.
Sala: Nün Teatro.
Funciones: jueves, a las 21.30.

El espectáculo Esta canción está compuesto por una única canción o, tal vez, por doce que ofician como una única pieza, aunque entre ellas no haya hilos conductores ni pretenda tenerlos. Esta canción tiene algo de manifiesto político y poético atravesado por homenajes y citas que trazan leves referencias al café concert, a la impronta de Nacha Guevara de aquellos primeros tiempos, al espíritu lúdico de Los Muppets y al varieté. De paso revisita distintos montajes que llevan la firma de Gustavo Tarrío y de Virginia Leanza. Ellos dos fueron los que imaginaron y les dieron múltiples formas a esta mágica propuesta que, valiéndose de canciones propias, exorciza la realidad en un abanico que incluye críticas a Bolsonaro, al gobierno actual, a la gestión cultural pública y a los distintos circuitos teatrales (dos temas un tanto de nicho) matizados por temas y melodías deliberadamente lúdicas.

En escena solo hay tres cantantes/performers y un músico con su piano. Están siempre acompañados por una delicada puesta de luces, simples detalles de vestuario, mínimos elementos escenográficos y cuidados movimientos en escena en un todo que apuesta a la sutileza, al detalle reivindicando al pequeño formato del teatro musical. Es tan logrado ese signo que, en varios pasajes y sin necesidad de cerrar los ojos, el espectador puede sentirse frente a una gran comedia musical de gran producción. Pura ilusión. La apuesta a la fantasía es un elemento nudal en este recorrido a cargo de tres intérpretes de enormes recursos como lo son Andrés Granier, Guadalupe Otheguy y el mismo Tarrío, acompañados todo el tiempo por Pablo Viotti. Como yapa, Paula Beovide y Emiliano Pandelo son sus cantantes invitados, aunque la noche de los jueves suele sumársele algún otro. Todos ellos son sus alquimistas, los más delicados clown de este entrañable montaje que comienza con un minitelón que no llega, ni intenta, cubrir toda la embocadura del escenario. Su final es su opuesto. De la concentración pasa a la expansión en una admirable capacidad de ganar espacios, de prolongar el juego escénico hacia el bar del teatro hasta tomar una calle de Villa Crespo que, de golpe, adquiere otro encanto.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Podría interesarte