Londres prepara nueva política arancelaria de un Brexit sin acuerdoEconomía 

Londres prepara nueva política arancelaria de un Brexit sin acuerdo

El ministro de Empresas británico, Greg Clark, anunció que el gobierno prepara una nueva política arancelaria, que integra la liberalización de varios sectores, para el caso de que el Reino Unido deje la Unión Europea (UE) sin acuerdo bilateral el próximo 29 de marzo.

Clark reveló estos preparativos después de que el canal Sky News aseguró que el Ejecutivo conservador de la primera ministra Theresa May planea recortes de entre un 80 y un 90% en las tarifas a la importación de ciertos productos, lo que suscitó las críticas de la oposición.

El ministro agregó que los cambios previstos en caso de un Brexit sin acuerdo con la UE “tendrán grandes consecuencias para diferentes sectores económicos”, según informó la agencia de noticias EFE.

Según Sky News, el gobierno planea la mayor liberalización económica de la historia, que implicaría la reducción o eliminación de tarifas comerciales en varios productos, entre ellos componentes de automóviles y algunos alimentos, aunque otros, como la carne, quedarían protegidos.

La rebaja arancelaria tiene el objetivo de evitar un fuerte incremento de los precios de ciertas importaciones tras el Brexit y mostrar que la economía del Reino Unido está “abierta” para los negocios.

La oposición laborista critica que la liberalización económica perjudicará a los sectores productivos del país, desde la manufactura a la agricultura, y abrirá la puerta a “una inundación de importaciones” de otros territorios.

Otros críticos señalan que reducir los aranceles de forma unilateral socavará la capacidad de Londres de llegar a acuerdos comerciales con terceros países. La semana pasada, el Parlamento británico aprobó por amplia mayoría una enmienda de la oposición no vinculante para que los diputados puedan postergar la fecha del Brexit si en las próximas semanas rechazan el nuevo acuerdo del gobierno.

Además, el Parlamento rechazó el plan alternativo que presentó la principal fuerza opositora, el Laborismo, para reglamentar la salida de la Unión Europea (UE), lo que obligará a su líder, Jeremy Corbyn, a impulsar un segundo referéndum. La enmienda busca evitar una salida de la UE sin acuerdo previo y tuvo amplio apoyo luego de que May aceptara la posibilidad de postergar la fecha del Brexit por un período “corto y limitado”.

Podría interesarte