Miles de hinchas colmaron La Bombonera de cara a la final del sábado y Larreta la clausuróDeportes 

Miles de hinchas colmaron La Bombonera de cara a la final del sábado y Larreta la clausuró

A pedido de Daniel Angelici, presidente de Boca, con el visto bueno de Guillermo Barros Schelotto, técnico del xeneize, las puertas de La Bombonera se abrieron este jueves a las 15 y el público comenzó a ingresar una hora antes de lo previsto al estadio para llevar a cabo el banderazo en apoyo a los jugadores, de cara a la final del sábado.


Impresionante marco en La Bombonera. 

Los hinchas de Boca saben que la vuelta por la final de la Copa Libertadores ante River este sábado en el Monumental la deberán mirar a la distancia. Por esta misma razón, llegaron en un inmenso número a colmar el mítico estadio y pedirle a sus jugadores una sola cosa: que le arrebaten el máximo trofeo del continente a su eterno rival, el de toda la vida.

Mientras que algunos decidieron acampar desde la madrugada del miércoles para asegurarse un lugar en La Bombonera, otros comenzaron a llegar al estadio tres, cuatro y hasta cinco horas antes de lo previsto con el solo objetivo de alentar y poder ver a sus ídolos. El ingreso fue por las calles Brandsen e Irala y por Palos y Espinoza, a través de las puertas 4 a 14.

En tan solo una hora, la cancha de Boca tenía un marco similar a un encuentro por la Superliga, razón por la cual a dirigencia anunció pasadas las 17 que cerraban las puertas del estadio debido a que una multitud colmó las instalaciones para alentar a sus jugadores con un “banderazo”.

“La Bombonera ya está llena para alentar a nuestros jugadores. Nuestras disculpas a todos los que no van a poder entrar, pero somos tantos millones… Gracias, gracias!!”, señaló la cuenta oficial de Boca en Twitter, dejando a miles de simpatizantes afuera del estadio.

Los jugadores de Boca llegaron a las 18 a La Bombonera, después de comenzar el entrenamiento a las 15 en el predio de Casa Amarilla, para concluir con los movimientos físicos y con pelota delante de las tribunas colmadas por hinchas que desde la mañana esperaban para ingresar.

Hinchas de Boca esperando desde la mañana que se abran las puertas. 

La jornada tuvo todos los condimentos de un partido oficial: un inmenso operativo de seguridad, cánticos, banderas, bombos y algunas corridas producto de que algunos hinchas intentaron ingresar a la fuerza. “Abrir la cancha no es barato, cuesta casi como un día de partido. Hace 48 horas hablamos con la secretaría de Seguridad y se pagó el operativo”, dijo Angelici.

Lo cierto es que un simpatizante logró romper el cerco de seguridad e ingresó a la cancha para intentar saludar a sus ídolos, aunque fue detenido minutos antes por los efectivos de seguridad. Fue en ese momento que Guillermo Barros Schelotto y Carlos Tevez salieron en su auxilio. Sin ir más lejos, el apache le regaló su camiseta y el hincha le obsequió su gorra.

Pero una vez finalizado el entrenamiento, Angelici, reveló que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires clausuró la Bombonera a raíz del desborde de hinchas que colapsaron el estadio durante el entrenamiento abierto. Si bien el dirigente señaló que se moverá este viernes para intentar levantar la sanción, esto complicaría los festejos en el estadio en el hipotético caso de levantar la Libertadores.

La vuelta por la final de la Copa Libertadores se jugará este sábado, 24 de noviembre, a las 17 en el estadio Monumental. Se espera un marco impresionante, ya que además de los miles de hinchas de River que colmarán las tribunas, sin más de 800 los periodistas de 22 países diferentes los que fueron acreditados. Es decir que El Monumental acogerá a 260 medios de todo el mundo.

  • Boca
  • Banderazo
  • La Bombonera
  • Libertadores
  • River

Podría interesarte