San Lorenzo, en rojo: la situación de la deuda por Paulo Díaz con Palestino y la dura condena de la FIFADeportes 

San Lorenzo, en rojo: la situación de la deuda por Paulo Díaz con Palestino y la dura condena de la FIFA


Paulo Díaz, con la camiseta de San Lorenzo, club que lo vendió a Arabia Saudita por más de US$ 5 millones brutos. Palestino, de Chile, le reclamó el 50% que le pertenecía. Y nunca le pagaron. Fuente: Reuters

Palestino

, de Chile, tenía el

50 por ciento

del pase de

Paulo Díaz

, el defensor chileno que el

11 de agosto de 2018

fue vendido al

Al Ahli

de

Arabia Saudita

. Según consta en el

TMS

(Transfer Matching System) de la

FIFA

, la transferencia se hizo en

US$ 4,3 millones

más

US$ 1.105.100 en concepto de impuestos

. El club trasandino asegura que

se enteró por la prensa

de la transferencia e inició el

reclamo

para cobrar a través de la

Federación de Fútbol de Chile

. El pleito terminó en la FIFA, que falló el

29 de octubre

pasado y condenó al

Ciclón

a pagar la mitad del monto total:

US$ 2.702.550

, con un interés del

5% anual

a partir del

16 de agosto de 2018

. Además, le

prohibió comprar jugadores por tres ventanas de transferencias

. La sanción se hubiera ejecutado el pasado

13 de abril

, pero ese mismo día San Lorenzo le comunicó a la AFA que

había apelado

ante el

Tribunal de Arbitraje Deportivo

(TAS), por lo que la multa y el impedimento de incorporar futbolistas están

en suspenso

hasta que haya un veredicto definitivo. Hasta aquí, los hechos.


Defensor polivalente, Paulo Díaz tuvo su mejor versión en el San Lorenzo de Pablo Guede, que se lo llevó a Arabia Saudita. Por ese pase, Palestino, club que formó al chileno, acudió a la FIFA para cobrarle su parte al Ciclón. Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro Alfieri

San Lorenzo sabe que está en falta y que le tiene que pagar a Palestino. El club argentino usó el dinero que cobró de los saudíes para compensar otros ingresos que no pudo percibir como tenía previsto (como ejemplo, los US$ 2,2 millones que habían sido retenidos por el fisco español luego de la venta de Angel Correa, producto de una doble imposición del impuesto a las ganancias y que recién serán girados en las próximas semanas). Iba a acordar un plan de pagos con los chilenos por el pase de Díaz, ya que incluso les reconoció por carta que la mitad de la ficha de Díaz era suya. Pero el cronograma nunca se concretó y los trasandinos recurrieron a la FIFA.

La bienvenida de Al-Ahli a Paulo Díaz en 2018

La comisión directiva que encabeza Marcelo Tinelli estaba al tanto del reclamo de Palestino y confía en cumplir con el pago cuando el tribunal arbitral emita su decisión final (no está ni siquiera conformado el panel de árbitros). “El club tiene para cobrar más de US$ 7 millones este año entre lo de Correa; más 3,4 millones de Feyenoord, de Holanda, por Senesi; US$500.000 de Racing por Nicolás Reniero, una suma similar de Osasuna por Ezequiel Avila y otro medio millón de Vélez por Mauro Pittón, además de US$400.000 de Colo Colo por Nicolás Blandi, por lo que hay recursos para pagar”, dicen en San Lorenzo ante la consulta de este diario. Y son tajantes: “El pase de Díaz se hizo en 4,3 millones y no en 5,4 millones”.

“¡San Lorenzo no pagó ni un solo peso!”, recuerda Jogre Uaguy, presidente de Palestino, en conversación con

LA NACION

. “Ni siquiera nos informaron de la transferencia. Nos enteramos por los medios e iniciamos acciones a través de la Federación Chilena”, evoca el dirigente trasandino. “Les reclamamos el 50% que nos correspondía y les dimos los datos de nuestra cuenta bancaria para que nos depositaran el dinero. Nunca lo hicieron y ni siquiera se comunicaron con nosotros. Tampoco nos hicieron socios en la venta a Arabia”, agrega Uaguy. “Y no nos llamaron para negociar. Si quisieran arreglar, como dicen, lo habrían hecho”.

Palestino “no pierde las esperanzas de cobrar”, en palabras de su presidente. “San Lorenzo no va a morir”, asegura. Y agrega: “Van a tener que salir del problema y cobraremos cuando lo determine la FIFA”. El club chileno, patrocinado por el abogado brasileño Eduardo Carlezzo, está convencido que el 27,5% del pase, que califica como “impuestos” según la información cargada por San Lorenzo y los saudíes que compraron a Díaz en el TMS, es parte integrante de la transferencia, y que tiene derecho a cobrar la mitad del monto total, como lo indicó la FIFA en su dictamen de octubre pasado.

Mientras tanto, Paulo Díaz, el hombre de la discordia, ya ni siquiera está en Arabia Saudita. Fue uno de los últimos pedidos expresos de Marcelo Gallardo para reforzar a River, donde todavía no consiguió mostrar su mejor versión e incluso fue expulsado en un recordado partido con Central Córdoba de Santiago del Estero en el estadio Monumental.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment