Billetes con próceres o animales, una disputa con 200 años de historiaPolítica 

Billetes con próceres o animales, una disputa con 200 años de historia

La inflación crónica y los gobiernos que llegan con la idea de refundar la Argentina, son el cóctel que apuntalan el cambio en el diseño de los billetes en los últimos 200 años de historia nacional. Las imágenes que se imprimen ahí, forman parte de la batalla cultural que pretenden dar los principales dirigentes políticos, como una forma de dejar su huella en las imágenes cotidianas que representan y tienen valor para el país.

En la actualidad hay 5.443 millones de billetes argentinos que circulan por todo el territorio nacional. De todos ellos, el de $ 100, con la imagen de Eva Duarte es el que tiene mayor cantidad de unidades en circulación, con 1.998 millones, que representan el 37% del total; seguido por el yaguareté ($500), con 858 millones de billetes. Y hay 459,6 millones de billetes de $5, que a fin de mes dejarán de circular, según datos del Banco Central.

Lejos en la historia, George Washington, Simón Bolivar, William Penn y Benjamin Franklin fueron los primeros próceres que figuraron en las imágenes de los billetes argentinos, casi 200 años atrás, bajo el gobierno de Bernardino Rivadavia, el primer presidente de la Nación.

Y fue el gobernador bonaerense Juan Manuel de Rosas el que arrancó con la tradición de poner animales en los billetes; aunque el lema que tenían esos billetes era “¡Viva la Federación!”, en una primera edición, que luego pasó a ser “¡Viva la Confederación Argentina! ¡Mueran los salvajes unitarios!”, a tono con la grieta que por entonces atravesaba a los argentinos. 

Silvio Santamarina: “Los primeros próceres que aparecen en los billetes argentinos son George Washington y Benjamin Franklin, en 1827”.

Más cerca en el tiempo, los últimos tres gobiernos también buscaron dejar su impronta en las imágenes de los billetes. Cristina Kirchner lanzó el de $ 100, con la imagen de Evita, y el de $ 50, con las Islas Malvinas. Mauricio Macri imprimió seis billetes nuevos, con imágenes de animales autóctonos. Y Alberto Fernández anunció su intención de lanzar una nueva familia de billetes, con próceres o personalidades destacadas de la Argentina.

Demasiada “batalla cultural”, para una economía en crisis, que durante el último año tuvo un 55% de inflación. Y donde $5 de hoy son $ 50 billones de hace 50 años, por la cantidad de ceros que le fueron quitando a la unidad monetaria argentina.

Los australes, que llegaron a tener un billete de 500.000. Foto: Diego Waldmann.

Los primeros billetes de próceres

La Argentina tiene una historia ambivalente. Al principio, cuando el presidente de las Provincias Unidas del Río de la Plata lanzó los primeros billetes de calidad, figuraban próceres de la independencia americana, ya que se imprimía en Filadelfia, con estrictas normas de seguridad. Y ponían las imágenes que tenían ahí. 

“Los primeros próceres que aparecen en los billetes argentinos son George Washington y Benjamin Franklin, en el año 1827”, dijo a Clarín Silvio Santamarina, periodista de la revista Noticias y autor del libro “Historia de la Guita. La cultura del dinero en la Argentina”. Y agregó que, durante la primera mitad del siglo XIX, no hubo próceres argentinos en los billetes de circulación del territorio que hoy se considera nacional.

De hecho, Santamarina explicó que en el billete de 1827, que imprimió el Banco de Buenos Ayres, además de Washington figuraba otra imagen, que para la historiadora Camila Perochena era Simón Bolivar, mientras otros afirman que podría ser un emperador de Brasil.

Santamarina planteó a Clarín que, en esa época, las diferentes provincias, regiones y municipios emitían sus propios billetes y monedas. Incluso circulaban habitualmente los de países limítrofes y hasta había bancos que imprimían billetes con las caras de sus dueños, como el Banco Mauá, que tenía la imagen del banquero brasileño Ireneo Evangelista de Sousa, conocido como el “Conde Mauá”.

Billete de 1827, con las imágenes de George Washington y Simón Bolivar.

En 1869 apareció por primera vez en un billete de la provincia de Buenos Aires la imagen de un dirigente político argentino, Dalmacio Vélez Sarsfield, que por entonces era ministro del Interior del presidente Domingo Faustino Sarmiento. Algo similar ocurrió en 1877, cuando la provincia emitió billetes con el rostro de Adolfo Alsina, mientras era ministro de Guerra y Marina del presidente Nicolás Avellaneda. 

Recién en 1881 los billetes tuvieron alcance nacional, cuando se creó el Peso Moneda Nacional, que comenzó a unificar la impresión de monedas y billetes, a cargo del Banco Nacional; aunque todavía seguía la emisión de billetes provinciales.

En 1883 se puso la imagen de varios próceres, como José de San Martín, Bernardino Rivadavia, Martín Rodríguez, Nicolás Rodríguez Peña, Deán Gregorio Funes, Marcos Balcarce y Juan José Paso, junto con el entonces presidente Julio Argentino Roca. “Un caso inédito”, escribió Mariano Tilli, en El Cohete a la Luna. Y contó que Roca luego también puso en otros billetes a “su cuñado y candidato a sucederlo”, Miguel Juárez Celman, además de a ex presidentes como Mitre, Sarmiento y Avellaneda, quienes “todavía estaban vivos y haciendo política”.

Juan Manuel de Rosas lanzó en 1841 los primeros billetes con animales.

Los billetes con animales

En el caso de los animales, la historiadora Perochena -que escribe en el diario La Nación- aseguró que los primeros que aparecieron en billetes, lo hicieron durante el gobierno bonaerense de Juan Manuel de Rosas, entre 1841 y 1844. “Tenían un avestruz, ovejas y un caballo. No es que estaba muy preocupado por la historia”, aseguró Perochena en sus redes sociales. Pero el lema que ponía Rosas en esos billetes dejaba en claro cuál era la grieta, entre unitarios y federales.

En 2016, 175 años después que Rosas, Macri tomó la decisión de lanzar al inicio de su mandato una familia de billetes de animales autóctonos. El objetivo que planteaba su gobierno, con esa medida, era “reivindicar el federalismo”, “enfatizar el futuro, más que el pasado”, “pasar de la solemnidad a la alegría”, “encontrarnos todos los argentinos” y mostrar que “somos más que sólo hombres y mujeres”, decían las autoridades del Banco Central para justificar el cambio.

Macri arrancó primero con el yaguareté de $ 500, que se distribuyó en los bancos en junio de 2016, medio año después de su asunción como presidente de la Nación. Pocos meses después se lanzó la ballena franca austral, de $ 200. Y en diciembre del año siguiente se lanzó el hornero, de $ 1.000. Esos tres valores no existían previamente, lo que permitió facilitar los trámites bancarios, ya que la inflación del gobierno de Cristina Kirchner había dejado como valor máximo a los de $ 100, que representaban menos de 10 dólares en el mercado paralelo.

Algunos billetes con animales autóctonos que lanzó el gobierno de Mauricio Macri.

Pero ya en 2017 comenzaron a superponerse los animales autóctonos con los próceres. En octubre de ese año se lanzó el guanaco ($ 20) que coexistía con el de Juan Manuel de Rosas, del mismo valor. Al año siguiente se lanzaron el cóndor andino ($ 50), que convivía con el de Domingo Faustino Sarmiento y el de las Islas Malvinas, que Cristina Kirchner imprimió en 2015. Y en diciembre, se presentó la taruca ($ 100), valor que ya tenía otras dos imágenes de curso legal, con los de Julio Argentino Roca y Eva Duarte -también lanzado por Cristina Kirchner-.

Ahora el Gobierno pretende lanzar una nueva familia de billetes, que podrían llegar hasta valores de $ 2.000 ó $ 5.000, con imágenes de próceres o personalidades destacadas que reflejen “los valores sociales de nuestro país”, dijo Miguel Pesce, titular del Banco Central. Y agregó: “El plan es que se vayan los animales. Algunos próceres ya pasaron a ser monedas. Posiblemente Belgrano y San Martín estén en los nuevos billetes”.

Miguel Pesce, presidente del Banco Central: “El plan es que se vayan los animales”.
Foto: María Amasanti / Bloomberg.

El plan del gobierno actual

-¿Usted pondría a Borges, a Alejandra Pizarnik, a Berni, en un billete de 100 pesos? –le preguntó una periodista de Página/12 a Alberto Fernández, pocos días antes de asumir la presidencia-.

-Si, ¿por qué no? Lo que no pondría es una ballena. Son hacedores de nuestra cultura, de lo que somos, en una Argentina diferente, donde muchas veces nos peleamos. ¿Pero quién puede negar lo que es Borges, lo que es Sábato, lo que es Cortázar? ¿Quién puede negarlo?

-¿Entonces salen los animales de los billetes?

-Tengo algunas urgencias antes, pero me gustaría que en los billetes estén los próceres y los grandes hombres y mujeres de la Argentina. Yo lamento mucho que Evita haya desaparecido de los billetes. Pero también lamento que desaparezcan Sarmiento, Belgrano, San Martín, Rosas. Todo eso lo lamento -respondió Fernández-.

Los billetes de $5 pueden circular hasta el 31 de enero. Foto: Banco Central.

En realidad, el único de esos próceres que va a salir de circulación es el billete de San Martín, a fin de mes, cuando los de $ 5 dejen de tener valor de curso legal y sólo puedan canjearse en los bancos, hasta fines de febrero. Pero seguirán vigentes los billetes con las imágenes de Manuel Belgrano ($ 10), Juan Manuel de Rosas ($ 20) y Domingo Faustino Sarmiento ($ 50), junto con los de Julio Argentino Roca ($ 100) y Eva Duarte ($ 100).

Si Alberto Fernández quisiera mantener los billetes de los próceres que mencionó, sólo tendría que reimprimir el de San Martín, con otro valor. También podría reponer los de Carlos Pellegrini y Bartolomé Mitre, que valían $ 1 y $ 2, pero salieron de circulación en los últimos años; o podría elegir otros próceres para incluir en la nueva familia de billetes o personalidades destacadas “que se identifiquen con los valores sociales de la Argentina”, como señaló el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

El funcionario aclaró que “aproximadamente en seis meses se van a definir los nuevos diseños” de la familia de billetes, así que recién después se harían las primeras impresiones. Según fuentes de su entorno, esa iniciativa será progresiva y no tendrá costos extras.”El proceso de cambio de los billetes será sin apuro, porque hay billetes ya impresos y otros imprimiéndose, y no vamos a malgastar el dinero”, dijo Pesce.

Los billetes que circulan con imágenes de próceres.

Desde el Banco Central explicaron cuáles son los pasos que tienen que dar para la concreción de una nueva familia de billetes: diagnóstico, proyecto, aprobación del proyecto, diseño, interacción con la Casa de Moneda, producción, distribución y emisión. “Además, cada emisión se lanza con una campaña de comunicación que acompaña y colabora en la difusión de las características de los billetes para que la comunidad se familiarice. Esta instancia es fundamental para dar a conocer la fecha en la que se pone en circulación, la convivencia con otros billetes y fundamentalmente las medidas de seguridad que tiene el billete”, añadieron a Clarín las fuentes del Banco Central.

Es que esa entidad ya le había encargado el año pasado a la Casa de Moneda que este año fabrique 825 millones de billetes de $ 20, $ 50, $ 200, $ 500 y $ 1.000, con el diseño de los animales autóctonos. Además, el límite que puede fabricar la Casa de Moneda es de 1.000 millones de billetes por año, con la capacidad actual, según contó a Clarín una fuente de esa empresa estatal.

Las máquinas de Casa de Moneda, que imprimen los billetes. Foto: Silvana Boemo.

Casa de Moneda tiene cinco máquinas gigantes de fabricar billetes, en la planta de Don Torcuato (ex Ciccone). Allí los trabajadores gráficos colocan las planchas para que se impriman los billetes, mientras otros los retiran y los van apilando en un cajón, celosamente custodiado. Ahí reciben el papel original, con los hilos de seguridad y las marcas de agua. Les imprimen el fondo, el anverso y el reverso, en un proceso que dura 20 días, porque deben esperar a que se sequen. “Los de $ 1.000 nuestros tienen el mismo doble hilo de seguridad que los de US$ 100”, contó orgulloso uno de los técnicos en seguridad de Casa de Moneda.    

Pero cambió el gobierno y, entonces, también hubo un cambio de planes. “En la familia nueva de billetes vamos a tener uno más grande, que podría ser de $ 2.000 o $ 5.000, se están haciendo análisis”, adelantó Miguel Pesce. Y anticipó que el objetivo es que “se vayan los animales, para que los billetes tengan valores sociales y sean personas que se identifiquen con nuestro país”. 

“Habrá que ver cómo reestructuramos el plan anual”, señalaron a Clarín fuentes oficiales. El plan del gobierno sería arrancar por los de mayor denominación, tal como hizo Macri al inicio de su gestión, ya que sería “antieconómico” reemplazar billetes que están circulando desde hace menos de cuatro años. Pero eso todavía no se definió.

Fuertes medidas de seguridad en la planta de Don Torcuato de Casa de Moneda (ex Ciccone). Foto: Silvana Boemo.

Los especialistas no creen que los billetes de 100 pesos figuren entre los primeros billetes a imprimir, ya que “no hay país en el mundo que tenga cuatro modelos diferentes de un mismo billete. Acá tenemos a Roca, Evita y a fines de 2018 se sumó la taruca, el ciervo autóctono del noroeste”, dijo un especialista. Y otro aclaró: “Aunque la decisión, es del Banco Central”.

La idea que manejan algunos especialistas es que el Gobierno buscaría lanzar billetes de $ 1.000, $ 2.000 o $ 5.000, con imágenes de próceres o personalidades destacadas de la Argentina. Es que hay poca cantidad de billetes de $ 1.000 en circulación, en relación a los de $ 100, $ 200 y $ 500; mientras que haría falta un billete de mayor valor, por el proceso inflacionario que atraviesa el país.

Billetes con la imagen de Maradona, una propuesta que se viralizó en las redes sociales.

Habrá que ver si el gobierno agrega nuevos próceres a esa colección o si incorpora a otras personalidades como Ernesto Sábato, Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, por citar algunos que mencionó Alberto Fernández pocos días antes de asumir la presidencia de la Nación.

Lejos de esas propuestas, hay fanáticos futboleros que proponen a Diego Armando Maradona y Lionel Messi, cuyas propuestas se viralizaron en las redes sociales.

En pocos meses más se sabrá qué rostros tendrán los nuevos billetes. Y otra vez se reactualizará un debate que ya atraviesa 200 años de historia argentina. 

Los billetes de Eva Duarte y las Islas Malvinas, lanzados durante el gobierno de Cristina Kirchner. Foto: Silvana Boemo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment