Asamblea de espadasEconomía 

Asamblea de espadas

Comentario editorial

El desafío clave para el Gobierno está en curso. La renegociación de la deuda con acreedores privados, el eslabón dorado que busca la administración de Alberto

Fernández para cerrar el círculo de reformas económicas y sociales que lleva adelante, ya

ocupa la agenda nacional y apremia la de la provincia de Buenos Aires.

Todo comenzó más rápido para Axel Kicillof. El gobernador bonaerense convocó la última semana a tenedores de deuda para encontrar una solución al inminente vencimiento

que enfrenta. Los acreedores comunicaron en la víspera que ya tienen representación legal y se mostraron organizados ante los funcionarios.

Llegará después el turno del ministro de Economía, Martín Guzmán. Primero será necesario

el apoyo del FMI y luego comenzarán las negociaciones finales con los acreedores. La fecha

límite es el 31 de marzo, según confirmó el Presidente. La “batalla silenciosa” de la deuda

está en marcha.

Premios


La lista completa de los nominados a los Óscar


Clásicos


Cine mudo para quienes desconfían del silencio


Opinión


Nuevas decisiones de Nación afectan a provincias


Ni dólares ni plazo fijo: inversiones inmobiliarias con menos de $100


Vidal volvió al ruedo y le bajó línea a su bloque

Articulos relacionados

Leave a Comment