Horacio Rodríguez Larreta y Matías Lammens pelean los mismos votos para octubre: el 8% de blancos y el 7% de TomboliniPolítica 

Horacio Rodríguez Larreta y Matías Lammens pelean los mismos votos para octubre: el 8% de blancos y el 7% de Tombolini

En un país normal, Horacio Rodríguez Larreta ya estaría planificando su segundo mandato como jefe de Gobierno. En las PASO de este domingo sacó el 50,56% de los votos positivos, suficientes para ganar en la primera vuelta de octubre. Pero Larreta no sólo no vive en un país normal, sino que gran parte de la anormalidad actual la gente se la atribuye al líder de su partido, Mauricio Macri. El Presidente. De ahí el temor: ¿el vendaval nacional, si se sigue acelerando, lo puede  perjudicar a él también?

En la otra vereda, Matías Lammens estaría ahora satisfecho por su debut récord como candidato a intendente del kirchnerismo en la Ciudad (34,73% de votos positivos) y, como ese deportista que llega a una final inesperada, relajado porque ya cumplió su objetivo. Pero Lammens vive en el mismo país que Larreta. De ahí el entusiasmo: ¿el vendaval nacional, si se sigue acelerando, lo puede ayudar a él también?

Camino a las elecciones

Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

De lunes a viernes

Recibir newsletter

Clarín habló este lunes con seis fuentes de Juntos por el Cambio como el Frente de Todos. Candidatos, funcionarios y estrategas de campaña. Coinciden en al menos cuatro ítems:

1) La elección es claramente favorable a Larreta, pero no está cerrada.

2) La evolución de la economía pegará también en el comicio porteño del 27 de octubre.

El festejo porteño del Frente de Todos: Donda, Lammens, Marziotta y Recalde, entre otros (Foto Lucia Merle)

3) El récord de votos en blanco, casi 8 puntos en las PASO, es una canasta para ir a pescar.

4) Los más de 7 puntos de Matías Tombolini, el candidato a jefe porteño de Roberto Lavagna, es otra bolsa a explorar.

Como se explicó en el arranque de la nota, para la primera vuelta sólo se toman los votos positivos, los que optaron por algún candidato. En caso de repetirse el resultado de las PASO, el 46,48% de votos válidos del jefe de Gobierno se transformarán en 50,56%. Y el 31,93% del presidente de San Lorenzo, en 34,73%.

El salto es grande por esos casi 8 puntos en blanco que hubo este domingo: se incluyen en la base para calcular los porcentajes en las primarias, pero quedan afuera para la elección general.

El voto en blanco fue un inédito para una elección ejecutiva en el distrito: en las 11 anteriores, incluyendo PASO, primeras vueltas y balotajes desde 1996, sólo una vez se superó los 5 puntos y mayoritariamente osciló entre 1 y 3.

Mirá también

Una posibilidad es que gran parte de ese voto en blanco pertenezca a electores de José Luis Espert para la presidencia, ya que no llevaba postulante para jefe de Gobierno. El economista liberal sacó 3,56% en la Ciudad.

Larreta cree que filosóficamente esos votantes de Espert están más cerca del macrismo y por eso buscará sumarlos. Del lado del Frente de Todos, en una mirada más amplia, creen que en todo el voto en blanco hay desencantados del Gobierno nacional que pueden arrimar.

Más explícita parece ser la búsqueda de los votos de Tombolini, el economista mediático que fue candidato de Sergio Massa en 2017 y ahora cerró para acompañar a los Lavagna en Capital. Cerca del candidato de Consenso Federal aseguran haber recibido llamados desde ambos espacios. Y se mostraron abiertos a acuerdos.

“Con el que tome nuestra agenda, que es bajar impuestos en la Ciudad, por supuesto estamos abiertos a hablar, más en esta coyuntura”, aseguraron a Clarín cerca de Tombolini, al que describen con una postura particular: “En la Capital, está más cerca de Horacio (por Larreta) que de Lammens. Pero a nivel nacional, le gustan más los perros que los gatos, je“. La zoodefinición, jugando con el mote que le pusieron a Macri, revela su predilección por Fernández a nivel nacional.

Mirá también

No es la única variable que manejaría Tombolini para un eventual acuerdo: “También hay que ver qué hace Lavagna, si realmente puede haber algún acercamiento con Alberto. Pero Tombo sólo acordará con el que respete su agenda económica en el distrito”.

Tanto desde el macrismo como el kirchnerismo admitieron que los votos del economista puede ser fundamentales para evitar o forzar el balotaje en noviembre. en 2017, a Larreta le adjudican la idea de haber impulsado a Tombolini y hasta de haber financiado parte de su campaña para dañar la candidatura de Martín Lousteau, cuando era su rival. 

En general, en el oficialismo porteño se muestran conformes con el resultado aunque ensayan una autocrítica. Por primera vez en años, perdieron contra el kirchnerismo en dos comunas del Sur porteño. La 4 (Barracas, La Boca, Nueva Pompeya y Parque Patricios) y la 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo). Habría influido sin dudas la economía nacional, pero también un importante dirigente del PRO porteño lo adjudica al armado electoral: “Esta vez Horacio prefirió poner como cabeza para las comunas a cuadros técnicos y no a referentes barriales. Y eso, que puede ser mejor para la gestión, impacta en la elección, porque movilizan menos”.

Un debate a media voz en el PRO es el rol de Macri en la campaña porteña que viene. El Presidente usó las obras en la Ciudad, propias y de Larreta, como eje de su cierre para las PASO. Una fuente oficial asegura que ya se acordó que le dejarán las “manos libres a Horacio” para que se enfoque en su gestión y asegure el único distrito ganable en octubre. Sobre todo si la economía sigue trayendo malas noticias.

Lammens buscará hacer exactamente lo contrario. Mientras él mismo mantiene distancia de Cristina Kirchner por su rechazo entre los porteños, recordará que Larreta forma parte del núcleo duro del Presidente. La mancha venenosa en versión campaña.

Articulos relacionados

Leave a Comment